Punción Seca

Punción seca o “dry needlingse define como técnica invasiva para el tratamiento de puntos gatillo miofasciales mediante la introducción de una aguja sin introducir ninguna sustancia en el cuerpo. La técnica de la punción seca, combinada con estiramiento, masaje y calor local, da sorprendentes resultados a corto plazo.

Muchas patologías músculo-esqueléticas pueden estar provocadas por la presencia de los Puntos Gatillo Miofasciales (PGM). Estos puntos, son capaces de producir debilidad muscular, rigidez articular y restricciones de la movilidad con dolor asociado a otras estructuras. El dolor miofascial, no sólo provoca dolor en el punto gatillo o foco irritable, sino que suele producir lo que conocemos como "patrón de dolor referido". Esto puede reproducirse en cualquier músculo del cuerpo humano, de tal manera que podemos encontrar músculos que reproducen exactamente los síntomas de una ciática, una tendinitis de hombro, así como otras alteraciones que con un tratamiento miofascial tendrían una más rápida y mejor solución.

La Punción Seca pertenece al campo de la fisioterapia y medicina sin relación con la acupuntura.

En Fisiopalamós contamos con años de experiencia en la utilización de esta técnica, que se realiza con una aguja similar a la de acupuntura (pero más lubricada, que se desliza mejor, más firme y con la punta más afilada) que se coloca en el lugar exacto del Punto Gatillo. Con la palpación, primero se localiza el foco híper-irritable dentro de una banda tensa de músculo esquelético, con el objetivo de alcanzar el punto gatillo miofascial de forma directa con la aguja, consiguiendo una respuesta de espasmo local y la destrucción de la placa motora que crea la disfunción muscular.